Biomutant y el mal trabajo periodístico de los medios

Biomutant y el mal trabajo periodístico de los medios

Sin lugar a dudas es uno de los juegos RPG más esperados del año e impresiona tanto que es difícil de imaginar que su desarrollo ha sido realizado por un estudio pequeño de Polonia de 20 personas. Sin embargo, hay «periodistas» que no saben apreciar las bondades del juego y mucho menos aprecian la complejidad de su desarrollo por un estudio con recursos limitados. Comenzamos un análisis sobre Biomutant y el mal trabajo periodístico de los medios.

Biomutant: no es la gran decepción del 2021

Las notas bajas no se han hecho esperar para Biomutant, sin destacar la complejidad de un videojuego con características notables y mecánicas únicas. Primero, es un videojuego que asombra de entrada con la calidad gráfica. Para ser de un estudio independiente es un verdadero lujo, sobre todo por la historia y un humor que destaca (es cosa de marcar el viaje rápido para darse cuenta).

Ahora, no todo es bueno en este juego. Lo único malo es el autolock de la cámara a los enemigos (podría ser una característica opcional en el menú del juego, en vez de algo obligatorio), es algo repetitivo (pero bastante rejugable y eso lo compensa) y el doblaje en español es pobre versus el inglés. Sin embargo, toda persona que le guste el género puede acostumbrarse con facilidad o colocar el idioma en inglés y subtítulos en español, si el doblaje del habla hispana le resulta molesto.

En síntesis, si te gusta una historia llena de contenido y una historia rica en detalles, será un juego que te va a gustar. Definitivamente, no es la gran decepción del 2021, como lo señaló injustamente Vandal con una crítica carente de contenido y de objetividad, reflejando lo aberrante que puede ser el periodismo especializado en videojuegos.

Biomutant y el mal trabajo periodístico de los medios especializados en videojuegos

La peor narrativa no es de Biomutant, sino de Carlos Leiva que se queja del juego por ser «repetitivo». Veamos: Assassin’s Creed, FarCry, FallOut y puedo seguir con la lista de juegos. ¿No son repetitivos? ¿No es el mismo copy-paste que lo único bueno que tiene son sus gráficos realistas, pero tienen una historia poco memorable y personajes poco carismáticos?

Videojuegos independientes versus grandes compañías: ¿reviews bien hechas o mediocres?

¿No crees que es fácil darle duro a un videojuego independiente que poco puede defenderse, en vez de una gran compañía como Sony, Ubisoft, EA, etc.?

Pero, tiene cojones para que el mismo «periodista» con una mala base de conocimiento sobre la industria. Para realizar una review de un juego, aplicación o plataforma, debes probar todas las funcionalidades en profundidad. Sólo de esa forma es posible dar una opinión objetiva y, en el caso de los videojuegos, aprovechar las virtudes, los secretos y la esencia.

Objetividad no es llegar y juzgar tu forma de jugar o cómo te sientes, sino de probar todas las cosas que ese juego te da. Si no juegas con esas reglas y te aburres, no es porque el juego sea malo, sino que eres un mal jugador.

Por ejemplo, Assassin’s Creed: Valhalla es un juego repetitivo que no está a la altura de los anteriores que le dieron un ‘refresh’ a la saga y le dieron un 8/10 como nota.

Jugabilidad: ¿tan mala como la cuenta Vandal?

Además, la crítica ha sido incompleta por lejos. En cuanto a jugabilidad, el mismo videojuego muestra que existe una variedad de combos impresionante, reconocido por IGN España que dice que es una delicia de juego.

Pero en todo el video de Vandal no ha realizado ningún combo, ni un ‘parry’. Sólo realizó un patrón sencillo (X-X-Y), demostrando que no sabe jugar, desconociendo la verdadera mecánica del juego. Entonces, se encarga de decir que la jugabilidad es un «drama». Es cuestionable que este «profesional» se dedique a realizar una crítica sobre videojuegos.

Sistema de crafting: ¿inservible o el núcleo del juego?

¿Has notado que existe un buen sistema de crafting para crear mejores armaduras y armas que tienen una variedad impresionante, además de vendedores por todo el mapa, aliados y enemigos? ¿Notaste la cantidad de personajes y la cantidad de contenido interesante y jocoso que tiene el juego? Probablemente, te dio pereza leer todos los diálogos, Carlos.

¿Te diste cuenta de que el juego huye de las estadísticas complejas y de los árboles de habilidades infinitos como otros juegos conocidos?¿Nombraste los cinco atributos del juego que son Vitalidad, Intelecto, Carisma, Agilidad y Suerte que son los pilares principales del juego para obtener los nuevos movimientos, ataques, habilidades especiales, mutaciones y magias? En esto, no hay excusa porque el mismo videojuego te lo enseña en el tutorial, en vez de que sea algo escondido o difícil de encontrar.

No realizaste un mínimo esfuerzo en agregar algo tan esencial, ignorando por completo el núcleo y los pilares fundamentales del juego. En definitiva, la peor crítica de la industria en mucho tiempo.

No todos los análisis son malos

¿Por qué Vandal colocó un 4.5/10 y IGN España le dio un 8/10? No. No es porque Vandal tenga gente «especial» que sepa de videojuegos. La principal diferencia es que el periodista de IGN España tiene objetividad y se nota que ha explotado el juego al apreciar lo que Carlos Leiva ignoró por completo. Por algo, el video de Vandal tiene más dislikes que likes. La comunidad se da cuenta cuando existe una mala review.

En otras palabras, la calidad de analistas de videojuegos es distinta y Vandal debería preocuparse del nivel paupérrimo de profesionales que contrata. Los medios de comunicación de nicho tienen el deber de realizar su trabajo de la mejor manera posible.

Como dijo Revenant -un streamer que también ha explotado todas las features- no hay malos juegos. Existen los malos jugadores que no entienden las mecánicas, ni lo que los videojuegos tienen para ofrecer.

El caso de Biomutant y el mal trabajo periodístico de los medios es un lamentable recordatorio de que existe una brecha de calidad que perjudica a los videojuegos independientes, en vez de calificar como se debe a las grandes compañías que cometen grandes errores.

Sigue navegando en el planeta Aurockra:

Salir de la versión móvil